Una arquitectura incompleta es una propuesta de taller experimental, destinado a las educadoras/es del museo Thyssen, que busca pensar y constituir ambientes de aprendizaje inestables.

¿Dónde sucede el aprendizaje colectivo? ¿Cómo opera y transforma el acto de escuchar? Esta propuesta, destinada a las educadoras y educadores del museo Thyssen, busca recorrer los espacios de nuestra institución, junto al artista Nicolás Paris, con el fin de constituir ambientes de aprendizaje inestables partiendo de elementos como el rumor, el titubeo, el silencio, el encuentro o la duda.

El taller Una arquitectura incompleta busca, además, desdibujar y cuestionar los roles tradicionales en los procesos educativos para proponer espacios de intercambio de ideas.

Esta propuesta es el inicio del proyecto de residencia de Arte-educación: Nicolás Paris, una semana de experiencias diversas que pretenden crear vínculos entre escolares, docentes y educadores para abordar las posibilidades del formato taller como soporte y medio para trasformar, enriquecer y/o “contaminar” los espacios de aprendizaje de nuestros museos y aulas.

Bio. Nicolás Paris es un artista interesado en los procesos de aprendizaje. Vive en Bogotá (Colombia). Su trabajo está estrechamente vinculado a cuestiones relacionadas con el aprendizaje colectivo. Su metodología se basa en el diálogo continuo y en la experimentación activa. Nicolás busca construir ambientes para el intercambio, la producción de reflexiones y el desarrollo de nuevas formas de estar juntos. En 2017 fundó el Instituto de Aprendizaje Radical (InPAR), un lugar para movilizar procesos colaborativos y facilitar la activación de grupos de estudio.

Nota. El taller Una arquitectura incompleta forma parte de las iniciativas educativas puestas en marcha por el museo con el objetivo de reflexionar acerca del papel de la educación en la contemporaneidad.

Otras actividades relacionadas

Solamente el diálogo, que implica el pensar crítico, es capaz de generarlo. Sin él no hay comunicación y sin ésta no hay verdadera educación
Paulo Freire