Concierto-conferencia destinado a público adulto que visibiliza la relación de Picasso con el pueblo gitano mediante la voz de Lela Soto, acompañada de la guitarra de Antonio Malena hijo y de las explicaciones de la historiadora del arte Dolores Vargas Jiménez.

La relación de Pablo Picasso con los gitanos y el flamenco comienza en su infancia y forma parte de su identidad como amante del arte. Imaginamos al artista en su niñez en la plaza de la Merced, en Málaga, donde solía juntarse con los niños gitanos del barrio de “chupa y tira”, con los que escuchó el cante flamenco, la guitarra y hasta hizo sus primeros bailes flamencos. Estas escapadas y juegos fueron una de sus primeras formas de entender la libertad. Su conexión con el flamenco estuvo presente toda su vida, tanto en su obra como en las numerosas fiestas que organizaba, en las que a menudo se encontraba su amigo el guitarrista gitano “Manitas de Plata”.

Esta actividad educativa se realiza en el marco del programa Artes cruzadas, en colaboración con la Fundación Secretariado Gitano. Se trata de un concierto didáctico en el que contamos con una de las voces más personales del panorama flamenco actual, Lela Soto, quien, junto a la guitarra de Antonio Malena, compone pasajes sonoros acompañados de proyecciones de las obras de la exposición Picasso. Lo sagrado y lo profano, así como por la serie de explicaciones realizadas profesora Dolores Vargas, doctora en Historia del Arte, experta en la obra de Picasso y su relación con el flamenco.

Artes cruzadas: Picasso y los gitanos forma parte de las propuestas educativas del museo con el objetivo de posibilitar una forma diferente de descubrir el mundo del arte de un modo activo.

  • Fechas
    29 de octubre de 2023
Temas
Dirigido a:

Otras actividades relacionadas