No, no hemos dejado de reunirnos los martes para continuar con el proceso de desarrollo de la segunda parte de Nubla (estáis todos invitados a participar cuando queráis Nubla. Martes abiertos).

Ni nos hemos encerrado a terminar el juego sin contar con nadie. Lo cierto es que hemos estado muy ocupados ampliando este enorme mundo en el que se está convirtiendo nuestro videojuego gracias a todos los que nos ayudan en este viaje.

¿Y qué hemos hecho desde que comenzó el curso? ¡Pues de todo! Para empezar, ya tenemos la base de lo que será la Ciudad de los Ismos -¿recordáis allá por mayo cuando estuvimos trabajando en ello?-. Ahora ya es una realidad que se está terminando de implementar, dibujar y programar para que todo encaje tal y como lo habíamos planeado.

Cerrar un videojuego, sobre todo para que entre en un sistema como es el de PlayStation, es algo duro y laborioso. Mientras que vamos desarrollando los capítulos del juego que aún nos quedan (el capítulo 2 que engloba las diferentes vanguardias y el capítulo final) seguimos trabajando en el arte de la ciudad ahora ya finalizada.

Son muchos los personajes que ahora la pueblan y a los que habrá que dar voz y movimiento para convertirlos en parte de esta aventura. Os invitamos a seguir este proceso del que aún quedan algunas sesiones que pueden resultar muy interesantes a todos los que queréis saber cómo nacen y cómo se hacen los juegos. Trabajaremos aún con el surrealismo, hablaremos de juegos de tablero y llegaremos incluso a trabajar con la realidad virtual en las sesiones que quedan de aquí al final de este año.

¡No os lo perdáis!

PD: En el camino, ha habido otras buenas noticias que no habíamos mencionado como que estamos a punto de superar las 21.000 unidades vendidas, que nos han pedido desde PlayStation que, a principios de año, salgamos en el mercado asiático por el interés que ha despertado nuestro videojuego en territorios como Japón, China o Corea, o que nos han dado el premio al “Mejor Videojuego Cultural de la Comunidad de Madrid”. Grandes noticias que se suman a la emoción de estar desarrollando un videojuego con el que estamos aprendiendo, divirtiéndonos y, a la vez, imaginando cientos de mundos posibles que nacen en los propios cuadros del museo.

Fecha de publicación:
7 de Noviembre de 2017
Imagen
Daniel Sánchez Mateos

Comentarios

¡Sé el primero en realizar un comentario!

Debes estar registrado para poder realizar comentarios

Inicia sesión ¡Regístrate!

En el blog del proyecto

La biblioteca 'imposible' de Nubla
La biblioteca 'imposible' de Nubla
23 de Abril de 2018 - Ana Gómez

En la ciudad de M -uno de los escenarios de la segunda parte del videojuego Nubla-, hay un archivo, una biblioteca por hacer infinita, una suerte de biblioteca de Babel borgiana.

Ver más
Nubla, viaje a la escuela
Nubla, viaje a la escuela
5 de Diciembre de 2017 - asaladod

Y así iniciamos el capítulo I de nuestra aventura: “Salto al vacío”. Sin experiencia pero con un claro y doble objetivo: en primer lugar, utilizar el videojuego como herramienta didáctica...

Ver más
Jugar con "Nubla" en el aula y en el museo
Jugar con "Nubla" en el aula y en el museo
30 de Noviembre de 2017 - Salvador Martín

Cuando proyectamos una actividad educativa en el ámbito de un museo ¿qué objetivos, generalmente, deseamos alcanzar? Os contamos una experiencia tras trabajar en el aula con el videojuego Nubla.

Ver más
Toda idea nueva pasa inevitablemente por tres fases: primero es ridícula, después es peligrosa, y después….. ¡todos la sabían!
Henry George Bohn