Os contamos maneras de estar conectados sin estar presentes, de estar unidos aún estando separados. Al fin y al cabo... de cuidarnos. Este cuidarnos es la única garantía de atravesar, con un aprendizaje, estos mares tan inciertos!!!

Son tiempos extraños estos que nos ha tocado vivir, lejos aún de la violencia extrema que asoló el mundo hace cien años , pero que dan cuerpo a una crisis global del sistema del que hasta ahora éramos conscientes pero que parecíamos, como sociedad, negarnos a cambiar. 

Esa conciencia de los objetivos de sostenibilidad, el saber que el modelo no es sostenible, nos ha convertido socialmente en un cuerpo enfermos que se niega a cambiar los hábitos que pueden costarle la vida.

Pero sucede algo que nos muestra nuestra fragilidad, que nos obliga a detenernos, queramos o no queramos, y nos hace confinarnos cambiándolo todo. Es como si nuestro cuerpo social se hubiera desconectado y todo te dice: ¡quédate en casa!, ¡permanece quieto! y empezamos a descubrir otras maneras de estar, de ser y de hacer.

Está claro que es un tiempo en que lo prioritario son los cuidados. Cuidar al otro cuidándote tu. Algo que nos hace conscientes de cómo estamos interrelacionados y de  que aunque no queramos verlo  la vida es algo que nos atraviesa a la totalidad, que se ha dicho siempre: "todos vamos en el mismo barco"

Y quizá es raro que estando separados, de alguna manera nunca nos habíamos sentido tan juntos y de repente son importantes todas las fisuras que tiene el sistema: las personas sin hogar, los que nos cuidan de infinitas maneras, los que se quedan sin ingresos, las personas con discapacidad...

Y desde el Área de Educación somos conscientes de la necesidad de cuidar a la gente con la que trabajamos, lo importante que es tender lazos que hagan que estemos en nuestra casa pero conectados. Se lanzan iniciativas por las redes sociales, se plantea la asistencia virtual libre a los repositorios de contenidos...

Pero planteamos algo más y en proyectos como Novela gráfica o algunas de las acciones de Hecho a medidaen las que tenemos un contacto largo y continuado con las personas, en las que sabemos de la importancia del museo en su cotidianidad hemos querido ir un paso más allá.

Son los grupos de aplicaciones como Whatsapp los que nos lo están permitiendo. En Novela gráfica nos permiten seguir en contacto, adelantar trabajo , revisar el trabajo que nos va mandando Aitor Saraiba, el artista, y sobre todo estar conectados cuidándonos  con los cuadros del museo como  escenario. Dedicándonos dibujos  unos a otros, dándonos los buenos días y sabiendo que el museo y sus proyectos siguen a través de las personas y que volveremos a juntarnos cuando todo esto haya pasado.

Con Los Crps, CD, EA de Latina, Carabanchel, Los Cármenes, Tetuan, Getafe..., coordinados por los recursos de Latina y Carabanchel, también hemos puesto en marcha  dos acciones deslocalizadas, en grupos telefónicos y complementarias. La primera se llama Dedicada a... en la que por audio o por texto los participantes se dedican, unos a otros o a quien quieran obras de la colección que vamos explicando, brevemente en formato en formato de audio. Formato que más tarde se hará extensible a más gente en programas de radio en los que participan los recursos. Esta acción tiene lugar de lunes a viernes de 11:00 a 12:00 h. salvo los jueves  que realizamos la tertulia. Los miércoles lanzamos la obra que trabajaremos el jueves en el avance de la tertulia, que convive.

La tertulia es un espacio de "televisita" a través del chat telefónico. Hay una propuesta de obra, un contenido inicial, una serie de preguntas abiertas y una conversación con los participantes sobre la obra y el tema que se aborda.

Maneras de estar conectados sin estar presentes, de estar unidos aun estando separados. Al fin y al cabo... de cuidarnos. Este cuidarnos es la única garantía de atravesar, con un aprendizaje, estos mares tan inciertos.

Fecha de publicación:
31 de Marzo de 2020
Imagen
Alberto Gamoneda

Comentarios

Ana Abad Fernández
Ana Abad Fernández

Y contra todo pronóstico nos volvieron a sorprender…se hizo presente la Primavera..

Una de esas ideas primigenias sobre las que se asienta el trabajo que desde hace años  se viene desarrollando con el Museo, esa idea del concepto de Museo para tod@s..., se hace patente y llega de mano de la creatividad, buscando la accesibilidad que hace posible que el Museo, inicie un camino para llegar también a ser rutina y hábito en este tiempo incierto que atravesamos.

Ideamos fórmulas de forjar un camino de encuentro con el Arte y la palabra. Un camino telemático donde el interés común es la obra pictórica y el relato de su época y de los avatares del momento que acontecía, buscando la resonancia en cada participante, sirviendo de espejo donde poder mirarse y descubrir y/o redescubrir los aspectos nucleares que cada uno llevamos dentro..

Y esta posibilidad que se nos ofrece en lo presencial, en cada visita que hacemos con y en el Museo, consigue también materializarse en el espacio virtual, en el espacio poco explorado de lo telemático, consiguiendo unir a diferentes saberes que nos aportan la riqueza del detalle y de la transformación interna que se va generando.

Y resulta que frente a la duda inicial anticipada sobre las posibilidades, llega una realidad que huele a Primavera.

Para muchos su primer encuentro que comienza a instalarse como lugar de rutina y hábito y de motivación dirigida a que llegue el momento de la tertulia virtual y la dedicación de la obra, justificada esta, por aspectos de solidaridad y admiración hacia el Otro… algo nos dice que aquello que se ha ido trabajando con el tiempo, ese vínculo sostenedor, deja su huella positiva por medio de la tarea con el Museo que tanto ancla a la Vida, a lo cotidiano…

Que suerte la del Arte y el Museo que forma parte del disparador del deseo al encuentro virtual con el Otro, con los Otros,.. desde en algunos casos una soledad consolidada en demasiado tiempo, que hace que no haya espejos donde poder mirarse o agarrarse al mundo…

Disparadores de deseo hacia la acción propositiva, desempolvando la naturaleza ocupacional que todos tenemos y que consigue, volver a poner de nuevo a la motivación en marcha para un Hacer con propósito y significado. Personas en situación de privación o riesgo ocupacional en años de cristalización, y que casi por vez primera, emergen la palabra y la acción propositiva… Que bonita enseñanza por si los profesionales nos creíamos colocados en el lugar de la sapiencia… que bonito este Arte que se sigue tejiéndose con el Museo y que recuerda que la riqueza está en la simetría, en la mayor autenticidad de las relaciones que permiten avanzar, para poder resignificar entre todos, cada uno, cada una en su propia hoja de ruta.

Y es que el Museo y su Arte proporciona por esta vía telemática también afianzar los cuidados como pilares fundamentales de donde partir. Cuidados dirigidos a uno/una mismo, como el cuidado hacia el Otro. Esta percepción y experiencia validadora que otorga el caldo de cultivo necesario donde sentir que aquello que piensas, que aquello que haces, que aquello que opinas, es bueno y es acertado. Que suerte de experiencia esta que permite seguir consolidándose en este aumento de capacitación y empoderamiento interno que permite poder seguir desarrollarse y crecer.

Esto es llegar la Primavera…aquellas pequeñas grandes cosas que consiguen proyectarnos hacia la ilusión del porqué no.. a la constatación de que las personas guardamos nuestras capacidades en cajones que necesitan llaves específicas de apertura a la posibilidad y a una posibilidad compartida, a espejos validadores de un Hacer propositivo.

Es cierto que estamos en los albores de los resultados iniciales.. pero en este viaje a Ítaca, la Primavera llega con fuerza, esperamos que para quedarse.

Inicie sesión o registrese para enviar comentarios

Debes estar registrado para poder realizar comentarios

Inicia sesión ¡Regístrate!

En el blog del proyecto

Parlatorio, un lugar para hablar
Parlatorio, un lugar para hablar
4 de Junio de 2020 - Alberto Gamoneda

Os hablamos de El Parlatorio, un espacio de diálogo lleno de posibilidades y de sinergias que esperemos den sus frutos.

Ver más
Tejiendo historias, contando cuadros
Tejiendo historias, contando cuadros
30 de Mayo de 2020 - Alberto Gamoneda

Hay cosas a las que hay que darles tiempo, soñarlas y dejar que sucedan. Así nos ha pasado con Tejiendo redes, contando cuadros, nuestra nueva novela gráfica.

Ver más
Facilitar el hacer para ser y llegar a ser del otro, por medio del arte...
Facilitar el hacer para ser y llegar a ser del otro, por medio del arte...
27 de Mayo de 2020 - ana.abad.to_1

Utilizamos el arte como vía de proyección, de generación y de volver a retejer incluso el desarrollo de competencias laborales... como esa suerte de urdimbre que proporciona la calma y la... belleza.

Ver más
Sueño con pintar y luego pinto mis sueños
Vincent van Gogh