En la Facultad de Educación, Psicologia y Trabajo social de la Universidad de Lleida y en el grado de Maestros de educación primaria, aprendemos a comunicarnos en torno al arte contemporáneo en  los espacios y con los recursos comunitarios que la ciudad nos ofrece.

La metodología que concretamos pretende vivir y experienciar la interacción con el arte como medio de expansión del conocimiento y de comprensión de nuestra realidad humana.
 
Iniciamos el curso fuera de las aulas universitarias. En un Museo, en un Centro de Arte, en un espacio patrimonial històrico, natural.....
 
Durante el curso desterritorializamos la ciudad de Lleida y nos desplazamos a otros lugares estableciendo conexiones con otros Museos, otros centros de Arte, otros espacios patrimoniales y acontecimientos culturales que tienen lugar en otros territorios: Valencia, Madrid, Barcelona, Winchester, Cervera... Fruto de estas interacciones y experiencias un grupo de futuros maestros concretaron el proyecto “Museum hunters of Knowlege” que culminó con una instalación en el edificio de la Facultad de Educación, Psicología y trabajo Social.
 
Ellos escriben: A través de nuestra escultura pretendemos ridiculizar la normativa vigente en los museos donde hemos tenido distintas experiencias, mostrando la relación de coherencia-incoherencia de estas para generar aprendizaje llevando la lógica al ridículo.
 
Del tercer piso del edificio bajan diez tiras de cinta blanca donde están escritos los diez mandamientos del museo que están elaborados a partir de las distintas normativas de los museos. Llegan a la primera planta y terminan atadas a unos troncos simbolizando rayos de luz que son una metáfora de pureza, divinidad y autoridad.
 
Los  DIEZ MANDAMIENTOS SON:
1.-Amarás y escucharás al guía por encima de todas las cosas
2- No perderás objetos en vano. El Museo no se hace responsable de ello.
3.- Santificarás el silencio
4.- Honrarás el perímetro de seguridad
5.- Ni tocarás ni interactuarás con la obra
6.- No llevarás materiales peligrosos al Museo como piedras, tijeras, cuchillos…
7.-Pedirás permiso a la dirección del Museo para trabajar las obras de arte
8.-No harás falsos diálogos con la obra
9.-No realizarás actos impuros que involucren la obra
10.- No desearás hacer fotografías ni selfis con la obra
 
Leerlos nos empuja a plantear: ¿Es posible aprender en este tipo de contextos?

Fecha de publicación:
5 de Octubre de 2017
Imagen
Mireia casado

Comentarios

¡Sé el primero en realizar un comentario!

Debes estar registrado para poder realizar comentarios

Inicia sesión ¡Regístrate!

En el blog del proyecto

Pensar el museo para todos
Pensar el museo para todos
11 de Agosto de 2018 - Vincent Poussou

Repensar los museos desde lo educativo es asumir que la educación es una acción transversal para cualquier museo, ya sean museo de ciencias, sociales, de bellas artes...y cualquiera que sea su tamaño.

Ver más
Del museo como escuela a la imaginación institucional
Del museo como escuela a la imaginación institucional
11 de Agosto de 2018 - Mônica Hoff

¿Cuántas voces caben en un museo? ¿Cuántas “puertas de entrada” debe tener un museo? ¿Qué puede aprender el museo con sus públicos? ¿Qué es lo que el museo puede aprender con aquellos que no son su público?

Ver más
Imaginar el museo
Imaginar el museo
10 de Agosto de 2018 - Miquel Sabaté

Durante muchos años, vivir en la casa de las musas no ha sido tarea fácil para aquellos que hemos apostado por educar en los museos.

Ver más