Un hermoso jardín abandonado es la experiencia sensorial que formaba parte de la exposición temporal del Museo Thyssen-Bornemisza Renoir: intimidad.

La idea de la contemplación de la obra de arte como una experiencia, algo que se vive porque se siente, marca la relación de intimidad con la obra. Para Renoir tanto la contemplación de la  naturaleza como de la obra de arte es una experiencia integral de los cinco sentidos. Aquello que podía ser percibido por los sentidos jugaba en su obra un papel esencial puesto que sólo a través de ellos el ser humano podía interpretar la verdadera esencia de la naturaleza.

Por todo ello, EducaThyssen, se desarrolla el proyecto Un hermoso jardín abandonado. Esta sala se encuentra concebida como un espacio de intimidad donde a través de sutiles referencias a los aromas, los sonidos y las texturas, el visitante puede evocar la vivencia de transitar por el jardín que Renoir pintó en Mujer con sombrilla en un jardín en la primavera de 1875.

Datos técnicos

Dirección y conceptualización: Área de Educación del Museo Thyssen-Bornemisza
Diseño del espacio: Sánchez/Lacasta y cuatroparedes
Reproducción táctil: Estudios Durero
Paisaje sonoro: Alejandro Silva

Comentarios

Debes estar registrado para poder realizar comentarios

Inicia sesión ¡Regístrate!
Me gusta una pintura que me hace querer pasear en ella
Auguste Renoir