En este post os cuento como mediante un lenguaje fácil, preciso y concreto podemos eliminar barreras para la comprensión, el aprendizaje y la participación en el museo físico y en el museo "WhatsApp".

“El día 17 de diciembre, empezamos a trabajar en un proyecto con Aitor Saraiba, artista y novelista, sobre la creación de una novela gráfica, sobre nosotros, nuestras historias y el museo.” Así fue como Alberto Gamoneda nos invitó a participar.

Ahí estábamos, a las cuatro de la tarde en el jardín del museo, expectantes e ilusionados,  un grupo de personas de edades comprendidas entre dieciséis y ochenta y ocho años, que veníamos de diferentes entidades, Secretariado Gitano, Fundación Paideia, AMEB, Amigos de los mayores, y algunos voluntarios.

Los primeros días llevados de la mano de Aitor, realizamos una serie de ejercicios, nos llevaron a buscar en nuestros recuerdos, sueños,  deseos y gustos, poco a poco, nos fuimos conociendo un poco más, nos fuimos mostrando al grupo, a la vez que dibujábamos y llenábamos de colores los papeles.

Cada semana esperábamos que llegará el próximo martes, en el que nos encontraríamos, para poder compartir parte de nuestra intimidad.

Uno de los días nos dividimos en grupos, íbamos a buscar nuestro cuadro en el museo. El cuadro que tuviera algo especial, algo que nos enamorara, en el que nos encontráramos.  

Yo me fui con Bea y Petra por la planta 0, sorprendida vi lo fácil que era para ellas encontrar su cuadro, les preguntaba los motivos por los que habían seleccionado esa obra, respondiendo con mil y un motivo de los porqués de su elección. A mí me costó algo más, pero al ver “El sueño” de Franz Marc, termino mi decisión.

Hemos sido los presentadores de las obras seleccionadas, hemos buscado pequeños rincones de las mismas, los que más nos gustaban, los que nos habían llamado más la atención.

Aitor ha recogido como nadie lo puede hacer, esas imágenes de cada uno de nosotros, ese retazo de vida que nos evoca el cuadro elegido.

Con un lenguaje fácil, preciso y concreto, un lenguaje con el cual se hacen más comprensibles los textos para todos, eliminando barreras para la comprensión, el aprendizaje y la participación. Favoreciendo  la accesibilidad, permitiendo el ejercicio de otros derechos como el de participación.

En el Congreso internacional de los Museos del año 2012, la persona representante del Museo Moma de Nueva York, nos contaba que habían instalado una cabina, con el formato de fotomatón, abierta a cualquier ciudadano que quisiera pasar para dejar lo que quisiera compartir con los demás, y de esta forma ir recogiendo, experiencias, historias y deseos de los neoyorquinos. De alguna forma esta experiencia se asemeja a esa performance, en este caso vamos guiados por un artista, que a la vez nos ayuda a encontrar en el fondo de nosotros, esas pequeñas cosas a las que quizá de otra forma no seríamos capaces de dar valor. Empoderando a cada uno de los participantes durante el proceso y con el resultado del mismo.

De esta forma hemos llegado a ser protagonistas, nosotros tan importantes como las obras de arte que están colgadas en el museo.  Una participación totalmente involucrada en el objetivo que Alberto nos marcó al principio, igualando diferencias, quitando barreras de lenguaje, de accesibilidad, de edad y de circunstancias.

A mitad del curso nos vimos obligados a cambiar la metodología de trabajo, y adaptándolas a la situación  sanitaria del momento. Mediante un grupo de WhatsApp, nos mantuvimos en contacto, fuimos revisando los capítulos que nos envía Aitor, valorando cada uno de ellos, reconociendo a nuestros compañeros tanto en las obras como en la historia que cuenta. Haciendo planes para cuando termine el confinamiento, y de alguna manera acompañando a las personas que viven solas.

¡Gracias por darme la oportunidad de conoceros, la oportunidad de participar y de seguir aprendiendo!

Fecha de publicación:
17 de Abril de 2020
Imagen
Charo Arroyo Arroyo
Información sobre el autor:
Educadora social nº 76512, miembro de la Comisión Aprendizaje a lo largo de la vida e intergeneracional del Colegio de Educadores Sociales de Madrid. Miembro del equipo de formación " Laboratorio de Ideas para ser feliz" en colaboración con la CAM, Coordinadora del Proyecto de Dinamización de los Centros de Mayores, del Distrito Centro, Ayuntamiento de Madrid. (1989/ 2014) Técnico de la Asociación de Voluntarios de la Caixa, Delegación de Madrid, gestionado por Hartford SL

Comentarios

Debes estar registrado para poder realizar comentarios

Inicia sesión ¡Regístrate!

En el blog del proyecto

Parlatorio, un lugar para hablar
Parlatorio, un lugar para hablar
4 de Junio de 2020 - Alberto Gamoneda

Os hablamos de El Parlatorio, un espacio de diálogo lleno de posibilidades y de sinergias que esperemos den sus frutos.

Ver más
Tejiendo historias, contando cuadros
Tejiendo historias, contando cuadros
30 de Mayo de 2020 - Alberto Gamoneda

Hay cosas a las que hay que darles tiempo, soñarlas y dejar que sucedan. Así nos ha pasado con Tejiendo redes, contando cuadros, nuestra nueva novela gráfica.

Ver más
Facilitar el hacer para ser y llegar a ser del otro, por medio del arte...
Facilitar el hacer para ser y llegar a ser del otro, por medio del arte...
27 de Mayo de 2020 - ana.abad.to_1

Utilizamos el arte como vía de proyección, de generación y de volver a retejer incluso el desarrollo de competencias laborales... como esa suerte de urdimbre que proporciona la calma y la... belleza.

Ver más
No hay nada más verdaderamente artístico que amar a la gente
Vincent van Gogh