El 17 de diciembre de 2015, Luis Camnitzer llegó a Lleida en medio de una gran niebla. Ello no le impidió fotografiar lo que había en la fachada principal de la Facultat de Educación, Psicología y Trabajo Social.

Por primera vez su obra era traducida al catalán y se situaba fuera de un Museo, concretamente en una Facultad donde pretendemos aprender y devenir como personas que queremos ser maestros en la sociedad del siglo XXI.

¿Y porque intervenimos esta frase en la Facultad?. En la Facultad de Educación, Psicologia y Trabajo social de la Universidad de Lleida y en el grado de Maestros de educación primaria, aprendemos a comunicarnos en torno al arte contemporáneo en  los espacios y con los recursos comunitarios que la ciudad nos ofrece. La metodología que concretamos pretende vivir y experienciar la interacción con el arte como medio de expansión del conocimiento y de comprensión de nuestra realidad humana Ello nos permite abrir miradas y realizar conexiones a fin de dar respuesta a la heterogeneidad, complejidad y a la incertidumbre que caracterizan los contextos del siglo XXI. En 2009 iniciamos el proyecto Zona Baixa entre la Facultad de Ciencias de la Educación y el Centre d’Art La Panera. Zona Baixa se concibió como un espacio expositivo situado en la facultad, que se ha convertido en una especie de laboratorio creativo y educativo, que deviene  herramienta para la comunidad educativa que transita por ella.
 
¿Y qué ha devenido? Los estudiantes futuros maestros de la mención de atención a la diversidad concretaron varios proyectos que tienen que ver con la imaginación institucional de la que nos habla Mónica. Nuestro edificio alberga un fondo de arte  contemporáneo de donaciones de artistas vinculados con el territorio.  Un grupo de estudiantes concretaron el proyecto: ¿De quién es el mundo? Catalogaron y propusieron un comisariado para que las escuelas del territorio pudieran venir a la Facultad y aprender en torno al arte. Afirmaban: nuestro objetivo es invitar al espectador a tomar un rol de reflexión activa dentro del marco de los contextos comunitarios, como método de superación de los obstáculos pedagógicos en el territorio y contextos más cercanos.
 
 En mayo de 2016 el Ciclo Superior de la Escuela Príncipe de Viana de Lleida, donde 4 estudiantes estaban realizando su practicum, nos visitaron y aprendimos a comunicarnos JUNTOS en torno al arte.

Fecha de publicación:
5 de Octubre de 2017
Imagen
Gloria Jové

Comentarios

¡Sé el primero en realizar un comentario!

Debes estar registrado para poder realizar comentarios

Inicia sesión ¡Regístrate!

En el blog del proyecto

Pensar el museo para todos
Pensar el museo para todos
11 de Agosto de 2018 - Vincent Poussou

Repensar los museos desde lo educativo es asumir que lo educación es una acción transversal para cualquier museo, ya sean museo de ciencias, sociales, de bellas artes...y cualquiera que sea su tamaño.

Ver más
Del museo como escuela a la imaginación institucional
Del museo como escuela a la imaginación institucional
11 de Agosto de 2018 - Mônica Hoff

¿Cuántas voces caben en un museo? ¿Cuántas “puertas de entrada” debe tener un museo? ¿Qué puede aprender el museo con sus públicos? ¿Qué es lo que el museo puede aprender con aquellos que no son su público?

Ver más
Repensar la diferencia en el museo
Repensar la diferencia en el museo
10 de Agosto de 2018 - Mariola Campelo

Hoy los museos quieren ser espacios sociales, abiertos a la colaboración y al debate, donde los públicos dejan de ser meros visitantes y se convierten en usuarios y participantes.

Ver más